Superposición del sitio

De Fiesta por México

De fiesta por México

El libro está constituido por un conjunto de crónicas en torno a los viajes que he realizado a varios sitios de la República Mexicana siempre con un objetivo particular: vivir la fiesta in situ; en la medida de mis posibilidades. Porque tanto en mi papel de docente investigador en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la Universidad Nacional Autónoma de México como de cronista e integrante de la Asociación de Cronistas del Distrito Federal y Zonas Conurbadas que me honré en presidir durante el ciclo enero 2015 marzo 2016 la fiesta ha sido —entre muchas otras líneas de investigación— la que me ha permitido más logros académicos y, sin duda, personales. Esto último es tan evidente que desde agosto 15, por cierto día de la Asunción de la Virgen María, del un poco lejano año 2006 fundamos un grupo de colegas de la FES de distinta formación profesional el Seminario Permanente de Estudios de la Fiesta en México. Hoy en un breve corte de caja puedo decir que el Seminario en esos 9 años de vida ha organizado 80 sesiones académicas mensuales; ha promovido la presentación de 20 libros de profesores o investigadores de la FES, de la UNAM y de otras instituciones como la Asociación de Cronistas; además ha convocado a 3 Encuentros de historiadores y cronistas con diversos temas en colaboración con la misma Asociación de Cronistas y con otro seminarios de la FES.
Pero también hemos participado como Seminario en eventos importantes para la FES e impartimos un curso en el Museo del Virreinato sobre La fiesta en la Nueva España; por si fuera poco se han publicado dos bellos libros con 16 artículos sobre la fiesta y en este proceso también promovimos la titulación de egresados de la FES como es el caso de Carlos Villanueva que presentó su examen profesional el 28 de agosto del 2014 y esperamos que muy pronto el segundo titulado sea Luis Daniel Rosas Martínez el primero de Comunicación y el segundo de Historia y puedo anunciarlo en el tercer libro colabora el tercer egresado Ángel Castillo de Comunicación.
Con esto es evidente que los logros institucionales de nuestro Seminario están a la vista y vamos por más metas que fortalezcan al Seminario Permanente de Estudios de la Fiesta en México como instancia académica de encuentro y reconocimiento; de vínculo y de gestor de nuevas y novedosas posibilidades de investigar la fiesta en México.
Pero si los éxitos institucionales para nuestro Seminario son muchos y todos muy satisfactorios para quienes participamos y colaboramos; sin duda, no se comparan con el placer, honor, privilegio y compromiso que implica identificarse como integrante, primero de la UNAM y después como coordinador del Seminario Permanente de Estudios de la Fiesta en México en los muchos, aunque no tanto como yo quisiera, sitios de mi querido México en que he tenido oportunidad de asistir a presenciar, en particular, la fiesta patronal.
Esta aventura entre académica, de ocio, de esparcimiento y hasta de aprendizaje debo decirlo —sin temor y hasta con orgullo— también me ha brindado la oportunidad de que sea en compañía de mi esposa, mi amada esposa, Cristina Clara Nila Santos. Lo que ha permitido mantener una relación de pareja que siempre es importante no olvidarla ni en la academia ni en el ocio. En algunas ocasiones mi hija Teresita de la Luz es quien nos acompaña en esta —a veces— odisea; en otras sólo es una experiencia divertida. La fiesta, en especial al viajar para estudiarla, me ha permitido fortalecer mis relaciones de pareja y familiares; aunque lamento también el que mis otros hijos no me puedan acompañar por sus compromisos familiares, laborales y de ocio; pero no pierdo la esperanza de que pronto puedan hacerlo para disfrutar de una experiencia intensa, única y hasta educativa.
Pero también el estudiar la fiesta ha sido oportunidad para fortalecer vínculos que no eran sino relaciones ocasionales como era con la Doctora Elena Díaz Miranda y su esposo el profesor Miguel Ángel Gómez; en otras para iniciar un vínculo académico y personal como fue con el maestro Víctor Moreno Ramos y su familia o con Nahelly Juárez y su esposo Marco Vinicio y no puedo olvidar el encuentro con la cronista de Pánuco María del Socorro Cardoso Girón que resultamos parientes muy cercanos. Así al investigar la fiesta también se fortalecen nuevas relaciones o se encuentran parientes hasta entonces desconocidos.
Del Seminario ya comenté que se fundó en agosto 15 de 2006; ahora bien desde el 2005 ingresé como aspirante, creo, a la Asociación de Cronistas del Distrito Federal y Zonas Conurbadas Asociación Civil con una trayectoria discreta, demasiado discreta, cierto compañero me comentaba recientemente. Hasta que en la elección de la Mesa Directiva del ciclo 2007 fui elegido secretario de nuestra organización y honor a quien honor merece. Mi estimado amigo Horacio Sentiés Rodríguez aspirante a la presidencia perdió; pero fue quien me propuso para el cargo y nos registramos en la planilla junto con otros colegas. Pero con el presidente electo un nuevo amigo Jaime Orozco Barbosa iniciamos nuestra gestión con varios logros importantes y –lamentablemente- muchos pendientes que aún hoy a casi diez años siguen sin atenderse ni solucionarse.
Después de esa etapa con las consabidas ausencias presencias he continuado en contacto y atendido o participado en los compromisos —hasta donde he podido— establecidos por las directivas o por la asamblea. Pero en especial me sigue interesando el tema de las fiestas que se han desarrollado en la Asociación. Además por una decisión personal me he dado a la tarea de videograbar, no todas porque me era imposible, las sesiones académicas que se han realizado en San Lorenzo y tengo una videoteca bastante numerosa que incluye fiestas y sesiones académicas.
Por eso De fiesta por México es un libro que reúne dos de mis oficios más intensos, personales y disfrutables: investigar la fiesta y hacer crónica. Dos oficios que inevitablemente dan origen a una par de necesidades: escribir y publicar. Porque la crónica es de quien la firma y la publica; no hay crónica para mí mismo o para la autocontemplación o auto-conmiseración. La crónica se hace pública y al hacerse pública su autor desaparece; se desvanece conforme su texto es aprehendido por el lector sin calificativos.
Así que vámonos a un breve, rápido pero intenso viaje De fiesta por México a través de crónicas en compañía de usted estimado lector a quien le toca calificarla tanto la temática como el estilo. Aunque preferiría que sólo, tan sólo disfrutara esta obra.

Mtro. Hugo Arturo Cardoso Vargas Coordinador del Seminario Permanente de Estudios de la Fiesta en México y Expresidente de la Asociación de Cronistas del Distrito Federal 2015-2016.

 

Copyright © 2022 . Todos los derechos reservados. | Catch Vogue por Catch Themes